domingo, 2 de julio de 2017

Marcos lo ha conseguido desde un equipo humilde.



Quizá sea esta una de las muchas armas que puede utilizar para terminar ganándose el puesto en el once inicial del Real Madrid. Lo tendrá difícil, pero tendrá oportunidad. Porque su corte es distinto al de Casemiro. El brasileño mete el pie mucho más rápido. No resiste a la tentación del balón en movimiento. Marcos en cambio, tiene un perfil menos agresivo, pero más técnico.
Foto: La Liga
Foto: La Liga

No obstante, esa "batalla" que protagonizarán esta nueva temporada, ya la desarrollaron durante el curso pasado. Uno en Vitoria y el otro Madrid. Al brasileño ya se le ha visto lo suficiente por el Santiago Bernabéu, pero al español aún le toca que le descubran. 335 robos en toda la liga (noveno recuperador del campeonato), y un promedio de más de 10 km recorridos por partido en 31 jornadas disputadas. Dominar los centros del campo de la mejor liga del mundo no es fácil y Marcos lo ha conseguido desde un equipo humilde.

A Zidane le cae una joya del cielo. Un futbolista preparado para asumir el reto que supone volver a ganarlo prácticamente todo. Un nuevo escudero para los Modric, Kroos, Isco, Casemiro, Asensio y compañía. Y un nuevo ídolo para Chamartín. Ese es Marcos Llorente, el próximo "4" del Real Madrid.